¿Qué son las tandas?

Las tandas (o cundinas) son círculos de préstamos informales donde un grupo de personas, generalmente formado por amigos o familiares, acuerda aportar una cantidad fija de dinero durante un período de tiempo. Luego, el dinero se junta y se presta a cada individuo para cubrir cualquier necesidad de efectivo a corto plazo, como pagar una visita al hospital o iniciar un negocio.

¿Cómo trabajan?

Cada tanda decide cuánto contribuirá cada persona y en qué momento. Por ejemplo, digamos que una tanda tiene cinco personas que aceptan poner $ 100 una vez al mes durante un período de 5 meses, lo que significa que la tanda acumulará $ 500 cada mes. Estos $ 500 se prestarán a una persona, y por cada mes después de los $ 500 se prestarán a una persona diferente hasta que finalice el período; el grupo también decide en qué orden cada persona recibirá los $ 500 y, al final, todos habrán pagado $ 500 y recibido $ 500.

¿Por qué son populares?

¡La magia de las tandas radica en que es igual a obtener un préstamo personal de un banco, pero sin pagar intereses! Esto no solo ayuda a las personas a ahorrar dinero, sino que también ofrece otra forma de pedir dinero prestado si una persona no tiene una calificación crediticia en los EE. UU. Es por eso que las tandas son especialmente populares entre los inmigrantes y en los países donde la gente tiene menos acceso a los bancos.

El riesgo de las tandas es que alguien del grupo no pague la cantidad fija, o reciba el fondo común de dinero y salga del grupo. Es por eso que la confianza es muy importante para las tandas, aunque casi siempre funciona bien porque los participantes desean seguir trabajando con sus grupos a futuro y continuar ahorrando para progresar.